Hiperhidrosis-tratamiento

HIPERHIDROSIS

La sudoración es una función básica del organismo para eliminar toxinas de forma natural y ayuda a mantener la temperatura normal del organismo. Sin embargo, la hiperhidrosis es una forma de sudoración anormal y excesiva.

La hiperhidrosis primaria se produce por un fallo del sistema simpático nervioso que afecta al 3% de la población. Puede afectar a manos, axilas, pies y cara, regiones con más densidad de glándulas sudoríparas. 

La toxina botulínica bloquea las glándulas sudoríparas para tratar de forma eficaz y rápida la hiperhidrosis primaria. Evitando que se produzca sudoración excesiva en la zona a tratar.

Es un tratamiento sencillo y breve que ofrece resultados a largo plazo, de hasta 6 meses. 

Es un tratamiento que emplea una técnica sencilla, sin cirugías que, permite realizar vida normal después del tratamiento. Que puede realizarse en axilas, pies y manos para reducir la sudoración.

INFORMACIÓN SOBRE EL TRATAMIENTO PARA LA HIPERHIDROSIS

En esta detallada ficha sobre el tratamiento con toxina botulínica para tratar hiperhidrosis  podrás obtener toda la información sobre este tratamiento de medicina estética. Recuerda que si tienes dudas puedes consultar con uno de nuestros expertos sin compromiso o solicitar un diagnóstico gratuito.

 

Una sesión de botox para tratar la hiperhidrosis puede durar entre 20 y 40 minutos. 

El tratamiento se puede repetir incluso 3 veces al año. Pero, lo recomendable es realizarlo con una frecuencia anual.

Los resultados se observan desde la primera sesión y se prolongan hasta 6 meses.

El botox bloquea la función que realizan las glándulas sudoríparas. Bloqueando el impulso nervioso que se produce en la unión neuromuscular y produce la liberación de la sudoración.

El efecto de la toxina botulínica para tratar la hiperhidrosis ofrece resultados inmediatos y se comienzan a notar tras la sesión hasta en los casos más graves. Estudios han demostrado que aproximadamente el 90% de los pacientes tratados suda mucho menos o nada.

Además, estos resultados son de larga duración pudiendo eliminar o reducir la sudoración hasta 6 meses después del tratamiento.

Es una técnica que no requiere cirugías ni procesos postoperatorios, permitiendo hacer vida normal después de la sesión.

El tratamiento con botox mejora la calidad de vida de las personas que sufren hiperhidrosis, sobre todo en los meses de verano, cuando la sudoración se hace más evidente.

El tratamiento con botox también es considerada una alternativa eficaz a otros métodos para frenar el sudor de corta duración o empleados para el día a día.

El tratamiento con toxina botulínica para tratar la hiperhidrosis es muy sencillo, rápido y con resultados visibles inmediatos.

Con el objetivo de garantizar la máxima eficacia y seguridad en los resultados de un tratamiento con toxina botulínica nuestro equipo de expertos recomienda seguir estas pautas post tratamiento:

 –          No masajear el área tratada durante las 4 horas posteriores

–          No acostarse hasta pasadas 2-3 horas

–          Evita hacer ejercicio en las 6 horas post tratamiento

–          No exponerse de manera directa al sol ni a ambientes fríos

–          Duerme boca arriba los 3 primeros días post tratamiento

Los tratamientos con toxina botulínica apenas tienen contraindicaciones. Raramente producen efectos secundarios como; reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.

Sin embargo, el tratamiento siempre debe realizarse de la mano de expertos en medicina estética y, debe realizarse un estudio de cada cliente para mantener la máxima seguridad.

No se recomienda realizar tratamientos con botox en mujeres embarazadas o lactantes.

Precio desde:

658€

por sesión

CENTROS 360CLINICS QUE REALIZAN ESTE TRATAMIENTO

OTROS TRATAMIENTOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Call Now Button