Tu aliado para mantener la piel joven: tratamiento de belleza

Prepara tu piel para el frío

La llegada del frío requiere proteger y cuidar la piel para mantener tu rostro con la misma  luminosidad que en las estaciones más cálidas. Cuando comienza la temporada de frío la piel sufre ya que, se produce mayor sequedad, sobre todo en la zona del rostro, ya que se encuentra más expuesta. Además, las irritaciones en la piel del rostro se producen con más frecuencia.

El frío genera que la piel del rostro se vea más apagada y pierda luminosidad.

Para mantener el aspecto luminoso de la época veraniega es necesario mantenerla hidratada y limpia de forma adecuada. Las cremas y remedios caseros a veces no son suficientes, sobre todo en pieles con tendencias al acné o más maduras.

Los remedios caseros no siempre son suficientes para tratar los problemas cutáneos y tratar la pérdida de luminosidad.

Nuestro equipo de expertos te explica las diferentes soluciones estéticas que permitirán que tu piel se mantenga tan joven, bella y luminosa como siempre has querido.

Comienza con una limpieza facial en profundidad.

El primer paso para tener una piel luminosa es cuidar la limpieza facial. Los cuidados diarios a veces no son suficientes, sobre todo, en los cambios de estación. La piel, al igual que las personas, tienen un proceso para adaptarse a los cambios de temperatura, humedad y aire.

La limpieza facial prepara e hidrata tu piel para las estaciones frías.

La limpieza facial es un tratamiento que aumenta la hidratación de la piel. La exposición al sol, el uso de protectores solares, maquillajes y cremas modifican el Ph de la piel, generando impurezas que debilitan la capacidad de la piel para adaptarse al cambio de estación.

Descongestionar la piel y liberarla de toxinas ayuda a purificar y dar luminosidad al rostro.

En los cambios de estación la piel tiende a acumular toxinas y se producen cambios en cuanto a la tendencia a la grasa o la sequedad. Proporcionando un extra de hidratación y limpieza se consiguen eliminar toxinas, descongestionar y purificar la piel del rostro.

¿Qué más puedo hacer para proteger la piel del frío?

La limpieza facial es el primer paso para cuidar y proteger la piel de cara a las estaciones más frías. Sin embargo, por sí solas no podrán mantener la piel hidratada todo el invierno o limpia en profundidad.

Si te preguntas que más puedes hacer para cuidar tu piel en invierno, a continuación te ofrecemos unos consejos para mantener tu piel luminosa.

  • Utiliza limpiadores que no sean agresivos con la piel del rostro y desmaquillantes suaves.
  • Utiliza hidratantes que se adapten a tu tipo de piel y que equilibren el exceso de grasa o reduzcan la sequedad.
  • Evita lavarte la cara con agua muy caliente, ya que reseca la piel del rostro.
  • Aporta a tu piel un extra de hidratación y juventud con tratamientos de nutri-cosmética personalizados, que te ayudarán a sentirte mejor por dentro y por fuera.

En los centros de medicina estética de 360 Clinics contamos con un equipo de expertos en limpieza facial y nutri-cosmética que, te realizarán un estudio detallado de la piel para ofrecerte un tratamiento personalizado que, se adapte a tus necesidades.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *